¿Es posible reducir gastos? Año nuevo, nuevas estrategias

Un negocio exitoso es sinónimo de vender más, pero significa comprar más y muchos lo ven como un gasto y no una inversión que retornará a ti como utilidad.

Entonces te preguntas, es posible reducir gastos y seguir manteniendo la calidad de tus productos, claro que es posible.

Para mantener el funcionamiento eficiente de tu negocio, es fundamental que tengas en cuenta una serie de gastos que son mensuales y otros variables.

Los gastos mensuales:
Alquiler del local, los servicios públicos (Agua y luz) seguros y salarios del personal, son necesarios para garantizar un buen servicio.

Así mismo entre los fijos, debe de incluir la adquisición de productos y la reposición de los mismos según la demanda del consumidor.

Revisa los productos de mayor rotación y dales prioridad frente a los que son estacionales. No compres cantidad, compra calidad, no es lo mismo comprar un producto barato que te saldrá deficiente y por ende será sinónimo de quejas y devoluciones, frente a un producto de buen precio y de buena calidad, evitando así gastos innecesarios.

También puedes considerar productos sustitutos, las grandes marcas cuentan con diferentes categorías para un mismo producto, solo debes de considerar si tu cliente necesita un producto profesional o uno industrial y partir de ahí, para una buena recomendación.

Ten en cuenta que un seguimiento constante de los gastos e ingresos, ayudará a identificar áreas de mejora y así tomar estrategias para optimizar la rentabilidad del negocio.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*