Cadena de Suministro, Logística y Comercio Internacional nuevamente en Jaque

El conflicto en Ucrania no podía haber llegado en un peor momento para la economía mundial ya debilitada y que intentaba recuperarse de las anteriores crisis.

La guerra ha agravado la incertidumbre de manera que repercutirá en todo el mundo con los escases de materias primas, alza de alimentos, combustible, energía, turbulencia y estrés financiero. Este conflicto pone en riesgo el flujo de las cadenas de suministros, las existencias y desabastecimiento de inventarios globales de productos como el acero, platino, aluminio y trigo entre otros.

En los últimos años Las cadenas de suministro se han visto sometidas a un conjunto de situaciones que han sacudido el mundo del transporte y aprovisionamiento, La pandemia del Covid-19, El incidente del Canal de Suez, Los cierres temporales de los puertos Chinos, el Congestionamiento y falta de operación portuaria y conductores en los puertos en Los Ángeles y Long Beach, haciendo de la Logística y comercio internacional todo un desafío, hasta el año 2021 la supply chain ha conseguido resistir en forma bastante eficiente y sin que en general se sufrieran efectos graves a las ciudadanía y las industrias, sin embargo esta situación nuevamente amenaza las operaciones de miles de empresas, y la disponibilidad de algunos bienes.

Actualmente el transporte marítimo es otra de las actividades que está siendo afectado por la guerra, poniendo en riesgo la movilidad de miles de contenedores que tocan puertos Rusos por las sanciones que prohíben y limitan a los barcos atracar en estos puertos, ocasionando la caída de las importaciones y exportaciones con Rusia y Ucrania.

El impacto de este conflicto en el sector logístico dependerá en gran medida de su duración, sin embargo, por la inestabilidad y el riesgo latente de interrupciones en la cadena de suministro, nuevamente está ocasionando que muchas empresas retomen, revisen y modifiquen las estrategias en relación con sus proveedores, canales de distribución, lugar de fabricación, medios de trasportes y mercados emergentes.

Por otro lado, sabiendo de las diversas limitaciones a las que se enfrentan los diferentes sectores industriales y pensando de manera optimista esta situación ha abierto la puerta para que los países latinoamericanos intervengan y cubran las brechas criticas de manufactura y abastecimiento de productos donde los mercados de la región se vean beneficiados y generar nuevas oportunidades tanto a nivel regional como a Europa y USA.

Y para finalizar algunas recomendaciones y puntos importante a considerar y enfatizar es que hoy más que nunca cada negocio y empresa en nuestro país deberemos ajustar día a día en base a información en tiempo real (Big Data).

  • Cuidar el cash y créditos con proveedores y clientes.
  • Rotación de inventarios y planificación de compras inteligentes previendo imprevistos tanto en el exterior como en el interior y en base a la demanda. (Considerar Incrementar los días de inventario disponible en aquellos productos críticos).
  • Planes de contingencia, buscando mercados alternativos que se encuentren en la región y que puedan suplir inventarios en caso de interrupciones de rutas marítimas por el conflicto bélico existente.

 

Lic. FABIOLA EL AZAR R.
Gerente General del grupo
Logístico ASAPSA/CATEMAR
Tel.: +505 2269-6382

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*